Los riesgos de un Dólar Fuerte

Contrario a lo que todos pudiéramos creer, el crecimiento del dólar frente a las principales monedas de los países emergentes del mundo, representa un grave problema, tanto para las empresas Estadounidenses, como para la economía a nivel mundial.

 

Tengamos en cuenta, que  las grandes empresas Estadounidenses obtienen la mayoría de sus ingresos gracias a las exportaciones de sus productos. Para ellos, la fortaleza del dólar se traduce en pérdidas millonarias, ya que al vender sus productos en un determinado país, obtienen menos dólares al convertir sus ganancias generadas en la moneda local de dicho país a Dólares Estadounidenses.

 

Una solución para esto, sería que las empresas Estadounidenses suban el precio de sus productos exportados colocados alrededor del mundo. Con esta movida, en teoría, obtendrían las ganancias esperadas, pero como es típico en el mundo financiero, no todo es color de rosa.

 

La gran consecuencia en la práctica, originada por este movimiento, sería la pérdida de competitividad en el mercado de los productos provenientes de Estados Unidos, ya que si llegaran a aumentar el precio de venta, se debilitaría su posición frente a sus competidores, y esto haría en todo caso, menos accesibles sus productos para los consumidores.

 

Otro gran inconveniente que causa el dólar “Fuerte” es que, aunado a la baja de los precios del petróleo, la revaluación del dólar impacta aún más la baja del crudo a nivel mundial, y por consiguiente, a los países que basan su economía en las exportaciones de petróleo.

 

El petróleo ha alcanzado bajas en los precios sin precedentes en casi una década, causado por la abundante oferta de crudo, ya que productores de petróleo como Estados Unidos, Rusia, Irak, entre otros países del continente africano, han aumentado significativamente su producción sobrecargando el mercado de oferta de crudo.

 

Un dólar fuerte genera como consecuencia en este merado, que para algunos países que son netamente importadores de petróleo y sus derivados, como por ejemplo China y naciones Europeas, se vean obligados a bajar significativamente la compra del mismo, principalmente por la revaluación del dólar, ya que el mercado petrolero basa sus precios en dólares, y esto encarece la importación del llamado “oro negro” para estos países, por la debilidad de sus monedas frente al Dólar Estadounidense.

 

Cabe resaltar que un dólar fuerte, hace que a países con economías emergentes se les haga más difícil pagar sus deudas adquiridas en dólares,  lo cual genera un gran riesgo de impago de las mismas.

 

Sumando todos estos puntos, podemos darnos cuenta de manera clara que la revaluación del dólar genera un decrecimiento significativo en la economía del planeta, lo cual, a corto o mediano plazo, puede traer infinidad de problemas, más de los que existen actualmente, con consecuencias bastante duras.

 

Comentarios

X