Hablemos sobre el interés compuesto

En Investopi hemos decidido escribir una entrada sobre el interés compuesto, un concepto de mucha relevancia en el mundo de las inversiones, que también lo apodamos como el secreto de la riqueza. 


Y como sabemos que surgen demasiadas inquietudes en torno a este tema, queremos abordar el concepto, las ventajas y las diferencias con el interés simple. 


Así que si deseas saber más acerca del interés compuesto, queremos invitarte a que sigas leyendo esta entrada. 

¿Qué es el interés compuesto? 

El interés compuesto básicamente consiste en aquel que se suma al capital inicial y sobre el cual se generan nuevos intereses. 


Estos intereses son sumados periodo tras periodo tanto al capital inicial como a los intereses que se han generado anteriormente. De esa manera, se crea valor tanto en el capital inicial como en los intereses originales. 


El ejemplo que más nos gusta utilizar es el de las tarjetas de crédito, un producto que nos genera intereses y del cual vamos cancelando ese saldo grande, que sentimos pagamos y pagamos y pagamos y no logramos terminar. Y aún haciendo el pago de las cuotas, la deuda sigue creciendo, a pesar de que no se esté utilizando. 


Ahora estarás pensando ¿En qué me beneficia entonces el interés compuesto? Simple, imagina que en vez de luchar contra ese crédito de la tarjeta y pagarlo, ese interés se encuentre a nuestro favor. 


Interesante ¿Cierto? 


De esa manera, podemos hacer que nuestro portafolio siga creciendo a través de diferentes métodos de ahorro. 


Más adelante te daremos algunos ejemplos. ;) 


¿Cuál es la ventaja del interés compuesto en las inversiones?

La mayor ventaja de aprovechar el interés compuesto sobre nuestras inversiones es que tendrá un efecto multiplicador. 


Te podríamos decir, que esta opción es una de las mejores aliadas para las inversiones a largo plazo. Teniendo en cuenta que se reinvierten los intereses que se han generado inicialmente. 


Entonces, podrás percibir como el aumento de tu dinero se dará de forma más rápida. 


Además, los intereses que has obtenido pueden invertirse nuevamente para que sigan presentando un mayor crecimiento.

Diferencias entre el interés compuesto y simple

A parte del interés compuesto, existe otro concepto que es el interés simple, existen diferencias al respecto que queremos detallar enseguida: 


  • En el interés simple no hay un impacto sobre la inversión inicial, es decir que no es capitalizable. Mientras en el compuesto, como ya hemos visto, existe una suma de intereses al capital inicial. 


  • El interés simple se calcula sobre el capital inicial, mientras que en el compuesto es sobre el capital final. 

 

  • En el interés simple no hay variación, por su parte en el compuesto suele aumentar en cada periodo. 


¿Qué métodos de ahorro se pueden utilizar en el interés compuesto? 

Como te habíamos dicho anteriormente, existen varios métodos de ahorro que pueden ser utilizados en el interés compuesto. 


Con eso lograremos que ese dinero trabaje para nosotros y cada vez sea más grande y más rentable. 


Antes de seguir con algunos ejemplos, debes tener presente tres factores indispensables: 


  1. Capital: Ten presente qué vas a invertir, entre mayor sea el efecto, mayor retorno habrá para tu bolsillo. 


  1. Tiempo: Ya lo habíamos dicho, las inversiones a largo plazo aplican mejor para el interés compuesto. 


  1. Tipo de interés: Aquí es muy importante que tengas presente la rentabilidad que vas a obtener por la inversión que hagas en distintos productos financieros.   



Cuentas de ahorro 

Uno de los productos que te aconsejamos y donde podrás invertir es en las cuentas de ahorro. 


Allí puedes tener tu dinero durante toda la vida y obtener un porcentaje.


Una de sus principales características es que puedes sacar tus ahorros cuando desees, lo que hace que tenga un pago del porcentaje de interés bastante bajo. 


En ese caso, es un producto de gran utilidad, pero no te va a ayudar mucho en el objetivo de hacer crecer tus finanzas. 


Carteras de fondos

En este caso, hace referencia a aquel fondo donde muchas personas ingresan su dinero y es administrado por algunos gestores que buscan aumentar el rendimiento de este valor. 


Una de las características es que por la administración de ese dinero se hará un cobro. 


Existen dos modalidades, por medio de una inversión de renta fija donde suelen ser más seguras pero no hay muchas ganancias y las inversiones de renta variable que son más arriesgadas pero traen mayores beneficios.  


Una de las ventajas más atractivas, es que estos fondos suelen tener liquidez, es decir que puedes retirar ese dinero cuando quieras o lo necesites. 


Plan de pensión

La última opción que te queremos presentar son los conocidos planes de pensión. El dinero que logras ahorrar en esta modalidad podrá ser retirado cuando te hayas jubilado o en otros casos excepcionales que aplican según normatividad. 


Una de las grandes novedades, es que este tipo de pensiones se encuentran bonificadas fiscalmente, lo que quiere decir que lo que inviertes ya se encuentra libre de impuestos. 


De esa forma, vas a tener asegurado un buen porcentaje, de un dinero que no vas a tocar teniendo en cuenta que solo tendrás acceso a este monto cuando te jubiles. 


Ejemplo de interés compuesto 

Para que comprendas de una manera más práctica el funcionamiento del interés compuesto, queremos enseñarte el siguiente ejemplo: 


Si cuentas con 100 dólares con un interés del 10% anual, y tras un año logra tener un rendimiento del 10%, el capital inicial va a pasar de 100 a 110 dólares. Entonces, para el final del segundo año, vas a tener intereses de 11 dólares que corresponden al equivalente del 10% sobre 100 dólares.


Al siguiente año será en el 10% sobre el interés que estaba en el capital total. Es así, que ya no son diez dólares sino once dólares, ahora tendrías 121 dólares sobre el capital con el que ya contabas, entonces, año tras año va a tener crecimiento, dependiendo de la inversión que hayas realizado.   


Ten presente nuestro mayor consejo 


Desde Investopi te podemos decir con seguridad que debes tener PACIENCIA, porque la  riqueza no llega de la noche a la mañana. Para obtener grandes resultados con el interés compuesto hay que esperar cierto tiempo, por eso hablamos de inversiones a largo plazo.


Por eso, nunca desprecies el poder de 100, 10 dólares o 1 dólar.  


Nuestra invitación es que contemplen el efecto de interés compuesto como uno de los mejores aliados para que se multipliquen sus ahorros. 


Pueden dejarnos sus comentarios sobre qué temas les gustaría que habláramos en nuevos post. 

¿Todavía no has comenzado tu camino como inversionista? NO dejes perder más oportunidades, Conoce el paso a paso para convertirte en un inversionista en nuestro evento GRATUITO Bootcamp inversionista.
https://bootcamp-wallstreet.gr8.com/


Juliana Matiz
CEO de Investopi