En los últimos tiempos el término libertad financiera ha tomado una gran relevancia, las personas buscan opciones que les permita tener una mejor calidad de vida.


Por eso contemplan diferentes opciones, como emprender en el negocio de sus sueños, generar ingresos desde cualquier lugar del mundo, trabajar a tiempo parcial o freelance, invertir en la bolsa, entre otras tantas opciones. 


Sea cual sea la opción que tengas en mente, debes seguir una ruta definida para lograr el éxito que deseas, en el siguiente artículo queremos hablarte sobre los 8 pasos para conseguir tu libertad financiera. Así que veamos. 

Los 8 pasos para que alcances tu libertad financiera

Conseguir esa tan anhelada libertad financiera puede parecer una utopía para algunas personas, pero no es así, te podemos asegurar que en esta época el panorama ha cambiado bastante y las probabilidades de éxito son mucho más altas.


Antes de entrar en detalle y mencionarte los 8 pasos para que logres esa libertad financiera, recuerda que nada se consigue sin sacrificio, esfuerzo, dedicación y mucho empeño. 



  1. Controla tus gastos 

Empezamos con uno de los pasos más importantes y a la vez que implica un mayor reto para cualquier persona. Se trata de concentrar tus esfuerzos en administrar tus ingresos y vigilar en qué estás gastando


Es un paso muy importante para arrancar en ese camino para obtener esa tan anhelada libertad financiera, deberás cuidar tu flujo de dinero y autocontrol de tus emociones. 


Empieza a realizar una lista de aquellos gastos poco relevantes que puedes empezar a limitar,     que suelen resultar innecesarios y sin darte cuenta se están llevando gran parte de tus ingresos. 


Por eso te invitamos a que pongas en práctica la siguiente operación: ahorrar del 10% al 30% del sueldo limitando gastos como salir a comer en la calle, disminuir las compras de ropa o accesorios, entre otros que pueden llegar a ser bastante innecesarios.

  1. Elimina tus deudas y no crees nuevas deudas 

Cuando hablamos de libertad financiera tenemos que hacer referencia a que estamos a cargo de nuestro dinero y por ende, debemos disminuir o cortar con aquellas deudas que tengamos vigentes. 

Por eso, es imprescindible que puedas hacer el pago de las tarjetas de crédito que tengas en uso, préstamos estudiantiles o hipotecas, lo cual traerá esa tranquilidad y paz para que puedas mantenerte tranquilo sin estar pensando en aquellas “culebras” que debes saldar.


Al deshacerte de esas obligaciones financieras y desde luego no crear otras nuevas, vas a tener más voz en las decisiones que puedas tomar con tus ahorros e inversiones.


Uno de los métodos que te aconsejamos para que vayas eliminando esas molestas deudas, es que empieces por liquidar o saldar la más pequeña y continuar así, hasta que puedas pagar todas las que tengas activas. 

  1. Aprende cosas nuevas 

Internet nos ofrece un entorno con posibilidades inmensas, donde puedes acceder a formación gratuita y adquirir nuevos aprendizajes.


Todos empezamos como novatos, explorando, descubriendo, experimentando y probando distintas alternativas, que desde luego nos van formando para evitar menos errores y tener un porcentaje más alto de aciertos. 


Lo importante en este caso, es que todo en lo que te adentres y que investigues, te conduzca a alcanzar los objetivos que te has propuesto, en donde te puedas formar y construir para tener un panorama más claro en el camino a conseguir tu independencia financiera.

  1. Construye fuentes de ingreso 

Es muy importante que empieces a contar con una gran variedad de fuentes de ingreso, ya sea que seas empleado o emprendedor, debes pensar en diferentes alternativas donde te puedas ir moviendo para contar con un colchón que pueda convertirse en una reserva en caso de que se presentes tiempos grises. 


Entre mayor flujo de efectivo tengas será aún más grande esa libertad financiera, y contarás con total autonomía para tomar decisiones en cuanto a las inversiones que desees llevar a cabo. 


El objetivo principal es no depender de terceros porque has perdido el flujo de efectivo y debas acudir a préstamos que empiezan a retrasar ese ideal de contar con una economía independiente.  

  1. Crea un fondo de emergencia 

El fondo de emergencia es necesario para que podamos destinar ciertos fondos para atender aquellas anomalías que se puedan presentar sobre el camino. Es una especie de ahorro que hacemos, pero que reservamos y procuramos no tocar. 


Este fondo de emergencia no necesariamente tiene que estar guardado para siempre, la idea es que podamos destinarlo para un fin en específico, con la diferencia que estará dispuesto ante cualquier eventualidad que no teníamos contemplada.


El porcentaje lo puedes determinar de acuerdo a tus gastos e inversiones, te aconsejamos que dispongas de un 5% mensual de tus ingresos, será  un presupuesto que puedes tener allí guardado y será de mucha ayuda en caso que se presente algún caso urgente para atender.


De nuevo, lo que queremos evitar es sacar préstamos a terceros o a entidades financieras. 

  1. Invierte tu dinero de manera inteligente

Aquí complementamos un poco el paso anterior, ese dinero que ahorras debes invertirlo en otras actividades, con el fin de que el rendimiento de tus inversiones te ayuden a vivir de ellas y alcanzar esa libertad financiera. 


El ahorro es bastante importante pero aún más es la inversión que hacemos de ese dinero en objetivos definidos, con lo que podamos conseguir una rentabilidad periódica.


Hoy en día, la mejor inversión es la diversificada, es decir la que se puede llevar a cabo en diferentes empresas, por ejemplo puedes invertir en el mercado de acciones y diversificar tu portafolio en diferentes sectores como empresas tecnológicas, turismo, bancos, grandes superficies entre otros, a su vez puedes tener una porción menor de tu capital en criptomonedas. En investopi tenemos diferentes mecanismos para que aprendas como hacer este tipo de inversiones sin depender de nadie.


Cuando llevas a cabo una inversión con sentido común estarás más cerca de obtener esa libertad financiera con la que siempre has soñado.

  1. Reinvierte tus ganancias 

Al reinvertir tus ganancias logras tener efectos de interés compuesto, esto es el mejor instrumento para multiplicar tu capital y llegar al tamaño de portafolio que necesitas para que las rentabilidades te permitan tener los ingresos que requieres.

  1. Vive una vida con ingresos pasivos 

Finalmente, como te habíamos comentado en la introducción del artículo, los ingresos pasivos se han convertido en las mejores alternativas para alcanzar la libertad financiera.  


Un punto que debemos mencionar, es que esto toma tiempo, que se requiere de paciencia y constancia para que puedas empezar a obtener ingresos de forma automática sin tener una dedicación del 100%. 


Las formas más comunes para acceder a ingresos pasivos son: marketing de afiliación, venta de cursos y servicios en un blog, monetizar un sitio web por medio de adsense, los dividendos generados por operar en la bolsa, ventas de fotografías en línea y las regalías por derechos de autor.  

Conclusión

La libertad financiera es un concepto que ha tomado bastante popularidad en los últimos tiempos, haciendo referencia a la actividad que puedes desarrollar para conseguir ingresos sin que exista una dedicación del 100%.


Ofreciendo la posibilidad de que puedas hacer lo que te apasiona y vivir de lo que te gusta. Para acceder a esto es importante que sigas los 8 pasos que te hemos mencionado y recuerda que todo requiere de esfuerzo, dedicación y mucha constancia. 

Juliana Matiz

Trader por convicción, ingeniera financiera por profesión, geek por pasión, medalla de oro al positivismo, la única maratón que me gusta es la de aprender.

Me dedico a invertir en la bolsa de New York y a enseñarle a personas no financieras a que puedan hacerlo. CRO y Cofundadora de investopi